It's a match – 3 pasos para la base perfecta

Demasiado clara, demasiado oscura, no cubre suficiente, demasiado compacta, y no nos olvidemos de todos las sustancias que ponemos sobre nuestra piel... Encontrar la base de maquillaje perfecta es un poco como encontrar a la pareja perfecta. Tiene que tener un buen tacto, debe adaptarse a mí y no quiero tener que renunciar a demasiadas cosas. Ay, la búsqueda del match perfecto... Pero empecemos con la base, que es sin duda un poco más sencillo.

Bases: la diferencia entre la cosmética natural y convencional

La misión de una base de maquillaje es preparar la cara y armonizar el tono de la piel. A diferencia de lo que ocurre con la cosmética convencional, en la cosmética natural para crear un efecto liso no se emplean ni siliconas ni ingredientes artificiales, que crean un fina película sobre la cara. La cosmética natural recurre a minerales y aceites vegetales. Y esa es una de las principales diferencias entre la cosmética convencional y la natural..

¿Sabes lo que te estás poniendo sobre la piel cuando te aplicas una base o un pintalabios? Con la cosmética convencional, la respuesta más común es NO.
En cambio, un pintalabios de cosmética natural en teoría se podría comer sin que ello implicase ingerir productos químicos o nocivos. Las bases de cosmética natural están hechas con aceites, ceras y esencias de plantas y hierbas medicinales, por lo que incluso pueden tener propiedades beneficiosas para la piel. Y lo mejor de lo mejor: todo el mundo sabe con qué están hechas. Desde Aloe Vera, o camomila, hasta arcilla blanca, todos los ingredientes de la cosmética natural proceden precisamente de la naturaleza.

Cosmética natural significa:

– Ingredientes naturalmente PUROS
– SIN productos con aceites minerales o residuos de aceites minerales (siliconas, parafinas, plastificantes)
– SIN conservantes sintéticos (parabenos, formaldehídos)
– SIN aromas artificiales
– SIN testar en animales
– SIN RENUNCIAR a nada, porque todos los productos tienen el mismo rendimiento

Comprobar ingredientes

Paso 1: Hablemos de color – menos es más

¿Quién no ha estado nunca delante de la estantería de bases de maquillaje y ha visto al menos 40 tonos distintos de una misma marca? Piensas: “Seguro que debe estar MI tono...” Y te pones a buscarlo. Enseguida haces una selección de los colores más parecidos, el “beige” siempre te ha sentado muy bien. ¿O será el “arena”?

Unos minutos más tarde te pierdes entre el “arena auténtico”, el “beige claro”, el “beige dorado”, el “arena suave”, el “beige ante”... y luego ninguno parece quedar perfecto. Lo mejor sería mezclarlos. Pero eso es algo que no está previsto en la cosmética convencional y, especialmente, en lo que a bases de maquillaje se refiere. Existe un motivo por el que hay tantos tonos en la estantería: porque los colores sintéticos siempre deben coincidir exactamente con el tono de la piel.

En el caso de las bases de la cosmética natural esto no es así. Los pigmentos naturales se adaptan siempre al tono de la piel. Evidentemente, existe una selección de tonos que se diferencian en el color. Pero si miramos con atención, podríamos aplicar los tonos miel en pieles color porcelana, o al revés, se podrían usar los tonos más claros sobre pieles bronceadas o color aceituna. De este modo conseguiríamos siempre un efecto distinto sobre la piel. Pero los pigmentos siempre se adaptarían a tu propio tono de piel y le darían o una sofisticada palidez o un toque deportivo y bronceado.

Paso 2: Los matices secundarios de tu piel – cómo identificarlos

El tono de piel y el matiz secundario son cosas distintas. El color de piel se diferencia en categorías como muy claro, claro, intermedio, intermedio-oscuro y oscuro. Los matices, en cambio, no tienen que ver con las categorías claro/oscuro, sino que se dividen en fríos, cálidos y neutros. Aquí tienes una pequeña guía:

Matices fríos:

Al sostener la muñeca a la luz del sol, tus venas tienen un tono azulado o lila, y tu piel muestra un brillo entre rosado y azulado. Otro indicador es tu reacción al sol. Si tu piel se quema enseguida y nunca acaba de broncearse bien, tu nivel de melanina es bajo. Esto es otro factor que indica matices rosados, azulados o rojos.

Las personas con matices fríos en general tienen cabellos castaños claros o intermedios, ojos verdes claros, avellana, grises o azules, pelo rubio natural o cobrizo, tez pálida y tendencia a las pecas.

Si este es tu caso, deberías optar por tonos de base con matices azulados o rosados. Los reconocerás porque en las descripciones aparecen palabras como cool, natural rosé o rose beige. Estos son los colores de maquillaje que más te favorecen: rosa, azul, lila, turquesa o tonos rojos fríos.

Matices cálidos:

Si el color de tus venas a trasluz tiene un aspecto más bien verdoso, tienes matices cálidos. Tu piel tiene una tez más bien amarillenta o color aceituna, se broncea rápidamente y no tiende a quemarse al sol tan fácilmente. Eso se debe a que tienes un nivel más elevado de melanina que el de las personas con matices fríos.

Los matices cálidos van emparejados con cabellos castaños dorados, cabellos marrón oscuro o negros con ojos marrones o verdes.

Si este es tu caso, deberías optar por tonos de base con matices amarillentos. Reconocerás estos colores gracias a las palabras golden (dorado), honey (miel), amber (ámbar) o warm (cálido). Probablemente te queden muy bien las joyas de oro y colores cálidos como rojos, naranjas, marrones, amarillos o amarillos verdosos.

Matices neutros:

Las venas de tus muñecas tienen un color azul-verdoso. Eres una persona afortunada: presentas un equilibrio entre las partes rosadas y amarillentas, y te quedan bien las dos tonalidades. Decide el tono de tu base de maquillaje según el lado al que tengas más tendencia.

FRÍO Y CÁLIDO: Tu MATCH PERFECTO para brillar naturalmente

Con nosotros tienes una selección de 5 tonos fríos y 5 tonos cálidos para la base LIETH que se adaptan al matiz de tu piel. Todos los tonos que tienen una cifra sin coma son los fríos, mientras que los tonos con un cinco después de la coma corresponden a los cálidos.

¿No sabes exactamente qué tono se ajusta mejor a ti? Si es así, puedes pedir nuestras bolsitas de prueba de LIETH. Ponte tus Gretels y encuentra tu match de base perfecto.

Ver los tonos de LIETH en la tienda

Paso 3: Tu piel, pero mejorada - Cómo aplicar correctamente la base

Recuerda: la misión de la base consiste en neutralizar el tono de tu piel y eliminar las coloraciones. Al armonizar el tono de la piel se consigue un aspecto uniforme y un acabado semimate.

Para aplicar una buena base de maquillaje lo más importante es un buen cuidado. En primer lugar, tu piel debe estar bien limpia. Con un buen tónico, equilibras el pH de tu piel. A continuación, para un buen resultado debe existir un buen porcentaje de hidratación. La mejor imprimación para nuestra base de maquillaje LIETH es el aceite prebase natural WEGEN, sobre todo, para la piel seca. Sus valiosos aceites, como el aceite de escaramujo, de almendra o de geranio, y sus extractos vegetales son ideales como tratamiento previo a la base. Su aplicación es un juego de niños. Se agita WEGEN, se aprieta la boquilla hasta la mitad del recorrido y se pone el producto en la mano, luego se aplica en la cara masajeando con movimientos circulares. Se espera un rato hasta que el aceite prebase natural se haya absorbido del todo. Y listo.

Descubrir Wegen


En el caso de las bases convencionales, se puede utilizar un pincel o una esponja para distribuir bien el producto. En cambio, en la cosmética natural es recomendable aplicar la base con los dedos y las puntas de los dedos. El motivo es que el calor de las manos hace que los aceites y pigmentos se fundan con tu piel y el resultado sea mejor.

Comienza poniendo una pequeña cantidad sobre el reverso de la mano. Con la otra mano, vas distribuyendo y trabajando la base sobre la cara. Para ello, empieza aplicando la base como si fuera una loción, para luego añadir un poco más dando unos toquecitos. Por último, coloca toda la superficie de la palma de ambas manos sobre la cara y presionas para aportar calor sobre la piel.

Todavía hoy en día existe el prejuicio de que las bases de cosmética natural no son lo bastante cubrientes. Esta es un opinión que nos gustaría eliminar del mundo de una vez por todas. La cuestión es que las bases de maquillaje con ingredientes totalmente naturales funcionan de manera distinta a las bases convencionales. La palabra mágica es el layering, es decir, la aplicación por capas. Todo es posible: desde una aplicación ligera hasta una muy cubriente. Si prefieres una base que sea más cubriente, espera unos segundos tras la primera aplicación y, en los lugares deseados, pon unos puntos de producto, que no aplicarás como si fuera una crema, sino con toques con el dedo. Por último, puedes fijar la base con unos polvos, como el polvo compacto translúcido ILGE; de esta manera, será más sencillo añadir y trabajar otros productos de consistencia polvo, como los polvos de contorno o coloretes. Suena mucho más complicado de lo que realmente es, lo juramos.

Ir a polvos de Photoshop

El desarrollo de nuestras bases LIETH

Christina Roth es cofundadora de UND GRETEL y desarrolladora de nuestra base de maquillaje LIETH. Como maquilladora profesional, sobre todo ha maquillado a modelos y estrellas para la alfombra roja y sesiones de fotos para revistas. Trabajos que siempre están en el punto de mira: puro glamour. La existencia de UND GRETEL se debe a que en ese momento no había ninguna alternativa natural a los productos artificiales que necesitaba para cumplir con las exigencias de un maquillaje para una sesión fotográfica profesional.

De esta historia nacen los primeros tonos de la base de maquillaje LIETH de UND GRETEL. Unas bases que aportan a la piel glamour, y le dan una elegancia derivada principalmente de sus pigmentos rosados con matices fríos. Pero LIETH también se desarrolló con la idea de que los tonos se adaptasen a la perfección al color natural de la piel gracias a su capacidad de fusión y sus pigmentos naturales.

0,5 Light – pieles claras con matices ligeramente cálidos
01 Porcelain Rose – pieles muy claras o claras, tonos de piel fríos con matices rosados
1,5 Soft Light – pieles más claras con matices cálidos
02 Porcelain Beige – tonos de piel entre claros e intermedios con matices color melocotón
2,5 Golden Beige – tonos de piel entre claros e intermedios claros con matices cálidos
03 Beige – tonos de piel intermedios con matices rosados
3,5 Caramel Beige – tonos de piel intermedios con matices cálidos
04 Summer – tonos de piel entre intermedios y más oscuros con matices cálidos
4,5 Hazelnut – tonos de piel oscuros con matices cálidos
05 Mocha – tonos de piel entre oscuros y muy oscuros

Ver swatches

Las bases de maquillaje LIETH pueden combinarse y mezclarse a voluntad. Tú decides tu look, nosotros te damos las herramientas.

Aquí no puedes hacer swipe a izquierda y derecha para encontrar tu base de maquillaje de cosmética natural ideal, pero puedes mirar con tranquilidad las bases en nuestra tienda UND GRETEL a ver si encuentras tu match perfecto. Para buscar la pareja perfecta, ya están otros especialistas.

Por cierto, el mejor complemento para tu base LIETH es el corrector TUNKAL. Como herramienta multiusos de maquillaje que es, te ayuda con ojeras, rojeces y también sirve de iluminador. Ahora el corrector TUNKAL Cestá disponible en dos nuevos colores, ¿ya lo sabías?

It's a match!